sábado, 18 de marzo de 2017

ESPIGÜETE (2450) Y CASCADA DE MAZOBRE

Mi regreso a la Montaña Palentina en este invierno, es menos atrevido de lo que el título aparenta. Ha sido una buena invitación, esporádica y de ayer noche, de un amigo cántabro-palentino, que ahora preside el club de montaña y senderismo La Jigüela, de Santa Cruz de Bezana.

Así lo resumo en su Facebook, incluyendo algunas fotos. No me faltan sus piropos en esa y otras publicaciones y comentarios personales, lo que siempre empuja a seguir en esta extensa afición y compromiso.

EJERCICIO FISICO E INTELECTUAL... CON HUEVOS FRITOS

La Jigüela es un club de senderismo/montaña ya veterano, de Santa Cruz de Bezana (Cantabria). A Avelino Molina Gonzalez le toca pilotarlo ahora. El sábado llevó a una veintena de sus coetáneos/as y compadres cántabros y palentinos al Paseo y Cascada de Mazobre, a los piés del "gigante" nevado Espigüete, esa maravilla geológica palentina. No sé si fui su invitado de honor... sí sé que fue para mi un honor ser su invitado... y que pasé con todos una jornada inolvidable.

Extraordinario día y ambiente... con ganas de conocer, de enseñar, de aprender. El trago de vino de la bota y pinchar la yema de los huevos fritos con el pan entre dedos y chupártelos... en la orilla del río Cardaño, con un sol de marzo que pegaba con el mazo... ha sido un gran día para los que ya "calzamos" muchas experiencias...y demasiadas obligadas mesas con las mentirosas etiquetas.


Su respuesta: Ha sido todo un honor el tener de compañía en este grupo de Montaña de la Jigüela, en la marcha de hoy (18-III-2017) a la cascada de Mazobre, al andarín Per Bat. Gracias por sus consejos y charlas sobre el senderismo y otras marchas, de las cuales es un gran experto y de las que sin duda todos hemos aprendido hoy bastante. 


Como la montaña, hoy ya está muy bien documentada a través de varios "medios"... y no soy partidario de repetirme en mis escritos (lo cual suele ser inevitable), añadiré sólo otra cosa que esta vez he aprendido.

En el Espigüete vi mucha nieve, hasta hice un amago de acercarme a la ladera pétrea, arriba del refugio, en un ratillo que me adelanté al grupo, para pisarla y arañarla. En el  periplo de cinco días que me he movido unos 600 kms por cuatro embalses/pantanos... los he visto muy vacíos.

Me lo explicaba el domingo, en mi paseo  por su embalse de Aguilar tras amanecer, Antonio Santiago, el ingeniero jefe encargado de su mantenimiento... "En toda la España de la mitad norte ha nevado sobre neveros, donde no da el sol, lo que ha producido un desnieve poco habitual... la nieve se está sublimando (es decir gaseando) y no se licúa..."

Siempre aprendo, sobre todo cuando hablo con los que de verdad saben.




La imagen puede contener: una persona, de pie, montaña, cielo, exterior y naturaleza
A sólo tres metros a mi derecha, el río Mazobre, salta en vertical más de 150 metros (Foto Avelino)

El Espigüete (2450) y el Curavacas (2520), en la Montaña Palentina,  siempre han sido para mí dos iconos con personalidad propia. Esta invitación de un club cántabro, ha vuelto a traerme los recuerdos de hace cinco lustros...

...que tras dormir en el refugio abierto, con mi hijo Zigor Egia y su y mi amigo Aitor Garcia Barcenilla, nos amaneció nevado. Con todo, hollamos el Espigüete (2450). Para los tres creo que fue una inmensa aventura. Uno de ellos, en 2013, ya ha "tocado", al menos con la mirada, el Everest en Himalaya.









La imagen puede contener: una o varias personas, montaña, cielo, exterior y naturaleza
El 14.07.13, en uno de mis varios anteriores paseos por la zona, hice un rápido ascenso en solitario y con poca ropa. Detrás,  Curavacas y Prieta, también me han dejado hollarlos varias veces.























miércoles, 15 de marzo de 2017

COSTUMBRES MILENARIAS RECUPERADAS (LA VIJANERA)

Cantabria (España)... LA VIJANERA.

Avelino Molina González, estudiado y viajero, geólogo y minero de los de chaquetilla, cántabro de origen y palentino de bocado... y más cosas, lleva más de tres décadas trabando altruistamente en la recuperación de costumbres milenarias de su comarca junto al monte Jano.

Foto del perfil de Avelino Molina Gonzalez, No hay texto alternativo automático disponible.

Tengo delante un artículo suyo y de Angel Velez, del 6.01.1988... "Las raíces de la Vijanera de Salió" en el Diario Alerta. Pero de todo lo periodísticamente encontrado, me inclino por transcribir  el suyo del domingo 2.01.2000, también en Alerta... Ya está aquí la Vijanera.

"A la sombra del mítico pico Jano y como mandan los ancestros en nuestro valle de Iguña, saldrá de nuevo la Vijanera con su explosión de sones y colorido a campear plazas y a callejas por el pueblo de Silió.

La comitiva se pone en escena con el variopinto cortejo de personajes todos relacionados en su ambiente natural: el silvestre, agrario, animal, mítico...

La naturaleza está sobrada en especies arbóreas y arbustivas en el monte de Canales, uno de los parajes naturales en robles y hayas más importantes de Cantabria. De igual modo, los personajes de la Vijanera han salido de esas entrañas revestidos con hojarasca, ramas, cortezas, maleza, hierbas, etc. Como los de los traperos, musgosos, hiedras, helechos, garabitas, erizos de castañas...

Bajando del monte y entrando en el pueblo, asentado en las terrazas que orilla el río Erecia, se encuentras los huertos y tierras más fértiles, donde aparecen toda clase de sembrados, como patatas, alubias, maíz, berzas, ajos, cebollas, etc., productos todos, que una vez beneficiados, con el resto de los mismos se viste  otra serie de personajes amorfos, utilizando peladuras de berza, de repollo, cáscaras de alubia, pelas de panoja de maíz, etc.

De la caza en los montes cercanos y de los rebaños de ganado abundantes en los caseríos del concejo, saldrán toda clase de curtidos, pieles de jabalí, corzo, tasugo, venado, oveja, cabrito, conejo, etc, que cubrirán los cuerpos de los zarramacos, zorrocuelos, del oso, mono, etc.

Metidos en sacos y guardados en los desvanes, se encuentran los ropajes en desuso (lo roto, lo viejo, lo pasado de moda) que se despolvoreará el día festivo, dando vida a los andrajosos traperos, los viejos, la Pepona, los gigantes, los gitanos,  etc. Y del arcón, bien doblados y almidonados, saldrán una vez al año. las ropas más galanas, las más ricas, las puntillas y galones,las joyas y levitas, pavoneados,  y remilgados por la madama y  mancebo, los marqueses, los condes y los militares.

Los misterios del más allá no nos abandonan, se encuentran en cada esquina, detrás o debajo de un carro, esquilados en una quima, tras de bocarones, encima de milañeras..., son los mascarrones diabólicos del diablo, la bruja, el ojancano, la jáncana.

De la fragua del lugar, templados y encobrados a golpe de mazo, por el sabio puño del campanero, saldrán las voces de los grandes campanos: los de feria, de muda, de dos celemines, los de la Vijanera, que colgarán de los zarramacos amarrados por sogas y sobeos, con la destreza del atador.
La garauja menor, toma en este día  el auge de otros tiempos pasados, donde estos montes iguñeses eran los máximos productores de madera para Castilla. Como complemento a las vestiduras de los Vijaneros, cada cual lleva su palo de acuerdo con su cometido.: palos pintos con vejigas y cinterío de los traperos, el palanco del pasiego, la cachava y picaya de los viejos, los bastones de mancebos y señoritos, la aijá del saquero y la cachiporra o porro (bastón de dominio y mando) del amo del oso y de los zarramacos.



Ya tenemos vestidos y puestos en escena a los vijaneros, ni siquiera las inclemencias del tiempo pararán su brío, pues como dice el viejo lema: "Haga frío o calor, la Vijanera siempre salió".

El ensordecedor sonido de los campanos encobrados, movidos a toque de cintura y pecho por los forzudos zamarrancos, los soplidos a tono templado del bígaro del danzarín y el trapero blanco, los ijujús pronunciados por el saquero, ante el buen aguinaldo recogido, la algarabía de la chiquillería ante los soplidos y gruñidos del fiero oso (reducidos a porrazos por el amo), las chiflas y rechiflas que reciben la madama y el mancebo, aumentados en silbidos ante el paso de la preñá, las rosas ante el movimiento picarón de la Pepona, las cómicas columbetas del mono ante la voz de su  húngaro, el tañido chirriante del rabel coplero..., sonidos, movimientos, coloridos, todo envuelto en un amasijo, componen la estampa añeja, una vez más, de las viejas mascaradas de lucha-rurales de invierno.

Se pondrá en balanza de juicio la lucha entre el bien y el mal, lo nuevo y lo viejo, lo blanco y lo negro, la verdad y la mentira; tratando de asentar en la historia una porción de tiempo comprendida en 365 días, rubricado por la sentencia de las coplas que los vijaneros cantan a una, como en Fuenteovejuna.

La comparsa o comedieta del año viene a colmar el aplauso, tanto del lugareño como del visitante, que apelmazados ante el templete de la plaza, no pierden ripio ante las escenas del doctor y sus ayudantes, operando con instrumentos rústicos a una preñá. Del jaco galaano y membrillo que monta el político de turno, guiando la eterna pasá, etc. Escenas sacadas de la vida real, que con una interpretación irónica y jocosa hacen de la fiesta uno de los momentos más picantes y concurridos.



Al final de la contienda, todos se unen a la fiesta: vijaneros, lugareños y visitantes, todos sentados ante el pucharón a rebosar del cocido montañés, que con el sabroso arroz con leche como postre, se pone el punto final a la Vijanera.

El miércoles, 15 de marzo 2017, Avelino da una conferencia en la Biblioteca Central de Santander sobre La Vijanera. Casi hora y media hablando y en preguntas y 150 personas escuchándole, demuestran que lo está haciendo bien. Mi ocupada agenda, no me permite asistir. Pero al día siguiente, él, fiel como siempre a su paseo mañanero por la ribera del Pisuerga en Aguilar de Campóo; y yo,  como visitante interesado. nos reencontramos en la naturaleza que ambos vivimos intensamente.  Me pone al día.


martes, 14 de febrero de 2017

UN AMIGO EN EL EVEREST, ENTRE LA VIDA, LA GLORIA Y LA MUERTE.


QUIERE VOLVER A INTENTARLO

Alex Txikon relata su intento a la cima del Everest invernal

Alex Txikon explica en primera persona cómo han sido los cinco días que ha durado su intento al Everest. "Han sido duros, muy intensos y con un compromiso altísimo", escribe. Pese a que han sufrido una nueva baja en el equipo [ya es la tercera], Txikon se siente con fuerzas para probar de nuevo.
  
MailMartes, 14 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 19:25h.


Imprimir noticia
Alex Txikon durante la aclimatación para ascender el Everest en invierno y sin oxígeno. (©Alex Txikon)


Per Bat, flanquado por Zigor Egia y Alex Txikon el 7-11-13 en Arrigorriaga (Euskal Herria)
"Nos dan buen parte de meteo para el día 14, así que vamos a por ello. Salimos el día 10, no muy pronto, Norbu, Chhepal y yo. Sin mayores problemas que solventar la cascada de hielo, alcanzamos el C2, a 6.350 m, en unas 8 horas escasas. Entre Norbu y yo montamos el C2 de nuevo y Chhepal llega algo más retrasado.

"A eso de las 19.00 horas estamos dentro de los sacos a -32 grados bajo cero, la noche es muy fría. Ha amanecido ya y estos aún roncando, pero yo ya estoy cansado de estar 14 horas dentro del saco. Les despierto y nos vamos a preparar algo para comer: arroz, eso sí, pero gracias a Endika y Beñat, que nos han traído un montón de cosas de casa, y entre tantas, tenemos un par de cintas de chuleta de Tolosa gracias a Tedi.

El día 11 es nuestro día de descanso en el C2, y qué bien nos lo montamos, a las 16.00 horas llegan Nuri, Furba y Pemba. Hablamos un rato y para el saco hoy la noche es incluso mas fría que la de ayer. 

Día 12, día de curro. Salimos para el C3 Norbu, Chhepal y yo, el equipo A; el equipo B subirá del tirón al C4 el día 13. Salimos del C2 a eso de las 11 de la mañana y en cinco horas llegamos al C3. Los rayos del sol nos calientan hasta bien entrada la tarde, es entonces cuando nos metemos al saco, hablamos con el C2 y con el CB y se confirma la meteo. El plan es de arrancar el día 13 a nuestras 3 de la madrugada. Es media noche y estoy ansioso por salir. De repente nuestra tienda se mueve, cruje el serac con muchísima fuerza y mi corazón triplica su ritmo cardiaco.

"El viento nos golpea duro, muy duro"

"En tres segundos Nurbu y yo estamos fuera de nuestros sacos con las frontales encendidas, mirándonos las caras de miedo, pensando que nos deslizábamos pendiente abajo, yo con medio cuerpo fuera de la tienda. Los dos miramos a Chhepal, que no se ha enterado de nada, y nos empezamos a reír. A mí se me quita la tontería muy rápido ya que me he quedado como un pajarito fuera de la tienda y nos metemos para los sacos.

No hago más que mirar el reloj, a las 1.30 estamos derritiendo nieve. La noche aprieta mucho, hace muchísimo frío y el viento nos golpea duro, muy duro. Queríamos salir a las 3.00 pero acabamos saliendo a las 6.00. El equipo B ha salido finalmente a las 2.00 de la mañana del C2 y prácticamente nos alcanzan saliendo del C3. El viento no amaina en ningún momento, llevo toda la ropa de la que dispongo y aun así estoy helado. Me siguen Chhepal y Norbu, y mi mente solo piensa en contar pasos, imaginarme la altura en la que estaremos, y la idea que ronda mi cabeza es dónde me acariciarán esos ansiados y deseados rayos del sol. Hasta las 11.00 no va a ser, ¿pero dónde será?

Tengo medido a qué horas empieza a pegar el sol en zonas diferentes y eso me sirve para animarme, qué largo se me hace, no es hasta que estamos a unos 7.550 metros, atravesando las bandas amarillas, cuando el sol empieza a brillar con mucha timidez. Llevo 2 largas horas que no siento los pies, ni yo ni el resto del equipo. Las cosas se complican y mucho a unos 7.650 metros. Chhepal se acerca y me dice que nos bajemos. 

El viento nos golpea con mayor intensidad, de repente nos hacemos una piña y les digo a todos que confíen en mí, el tiempo va a cambiar, y el viento va a amainar, ahora nos pega de oeste y está previsto norte, noreste. No podemos con el frío y después de hablar el plan, les digo que por favor usen las botellas de oxígeno que llevan. Normalmente ellos usan tres en un ataque a cumbre, pero cada uno de ellos lleva dos botellas. Me hacen caso y conectan los reguladores. El viento sopla más constante y con mucha mayor fuerza. Estamos a 7.800 metros, atravesando el espolón de Ginebrinos, y no lo ven claro.

"Somos incapaces de montar una tienda entre seis"

Me pongo en cabeza, no sé si voy a poder mantener un buen ritmo para ellos, ya que yo no uso oxígeno artificial, pero creo que el intenso frío me hace no parar. El viento a veces hace que nos tengamos que echar al suelo, esta siendo excesivamente difícil y comprometido, voy hablándoles a todos y dándoles ánimos, fiándome de los partes a muerte, muy mentalizado, por un momento pienso en llamar por walkie a Aitor, ya que la predicción no se está cumpliendo, pero hablar con walkie es quedarme sin dedos, estaremos a 45 bajo cero y con 60 km por hora de viento. No sé cómo aguanto, el Nanga Parbat es un caramelito si lo comparo con estos momentos

Chhepal se acerca de nuevo y me dice que nos bajemos, les vuelvo a pedir por favor que no vamos a hacer ninguna locura y que el viento va a parar. Les digo que me sigan, la cuerda fija está rota, cojo una estaca y me pongo a reequipar. Los E-climb los dejé en el C4, vemos ya el C4, pero el viento es insoportable, no podemos dar más de dos pasos sin tirarnos al suelo. Meto otros 100 metros más para nuestra seguridad, ya que la anterior vez aprovechamos cuerdas viejas intermitentes.

Estamos en el C4. Me siguen Norbu, Nuri y Pemba y no podemos ponernos en pie. Saco la primera tienda y entre los cuatro es imposible montarla. Esperamos a Furba y Chhepal. Mientras tanto, una de las barillas se ha roto y en el collado sur, a 7.950 metros, mínimo habrá 50 tiendas. Es un sitio desolador y allí me voy yo a kuxkusear, a intentar pillar una barilla, y da la casualidad que en la tienda a la que voy hay una persona fallecida. Joder, en las condiciones en las que estamos se te pasan muchas cosas por la cabeza y una de ellas es que puedas acabar igual. Hacemos una intentona entre los seis para montar la segunda tienda y es que es imposible, jamás me ha pasado cosa igual. Ser incapaz de montar una tienda entre seis. 
 
Echamos unas piedras encima y me voy a kuxkuxear otra vez. Según llegaba, había visto cartuchos de Epigas. Ninguno de nosotros llevaba sacos de dormir, por tanto gas extra nos hará pasar menos mal. Las horas previas a la salida para cumbre me acerco a la tienda que había fichado y no me lo puedo creer: otra persona fallecida. Desconozco sus identidades, un abrazo enorme a la familia y allegados. Dejo los cartuchos de Epigas y hacemos una segunda intentona en montar la tienda, apenas podemos incorporarnos, de nuevo los seis, y lo damos por imposible. Rápidamente hablo con todos, depositamos todo el material y arrancamos para abajo.

"En principio hoy queríamos salir con el sol, ya vale de tanto sufrir"

Le digo a Nurbu que no siento nada, que por favor me acompañe en el descenso ya... el resto nos cogerá, van todos enchufados. Son las 17.30 h, o nos movemos o nuestras vidas pasarán a otro escenario. Pido un walkie y tras un momento de confusión total me pasan uno. Hablo al fin con el campo base donde me confirman que el parte ha cambiado y que debemos salir de ahí. Finalmente no arranco, me siento responsable de mi equipo, en todo momento he apretado para llegar aquí arriba, y todos han arriesgado sus vidas, así que hasta que no sale el último no empiezo el descenso.

Es difícil calcular pero el viento es constante y seguramente su intensidad superara los 80km por hora como mínimo tirando por debajo, no sé cómo hemos podido supera todos estos momentos. Empezamos a rapelar y vamos todos a una, noto que perdemos altura, pero no siento ni la nariz ni las manos y qué decir de mis pies, llevaba calculado que me aguantarían hasta el C4 y allí me los calentaría. El descenso extra al C3 lo pagaré caro, pasamos las bandas amarillas y son ocho los rapeles hasta el C3.

Llegamos de noche y no puedo ni llorar del dolor que tengo. Decidimos pasar la noche allí, ofrezco mi saco y esterilla por si alguno no puede más y prefiere dormir en el C3. Finalmente nos metemos con todo dentro de la tienda, crampones....Nurbu, Chhepal y yo. Fundimos algo de nieve, apenas dos sorbos cada uno y nos metemos con todo dentro del saco. Segunda noche sin dormir, no puedo del dolor, y frío me sobra un rato, unos escalofríos que me acompañan toda la noche, y este dolor de los pies no me ha dejado descansar ni un minuto.

En principio hoy queríamos salir con el sol, ya vale de tanto sufrir. Nurbu a las 7.00 se ha despertado y sugiere que nos bajemos, está la tienda que da pena, ha sido una larga y dura noche, me mentalizo y sé que falta un último peldaño. Con lo que más he sufrido ha sido poniéndome las botas, en 10 minutos estaba preparado y he salido el primero precedido de Chhepal y Norbu. Lo que desconocía por completo era lo que estaba a punto de suceder.

"Algo me golpea, no sé, qué está pasando, no veo nada"

Cuatro rapeles y miro para arriba, veo a Chhepal para entrar en la vertical y Norbu aún muy cerca del emplazamiento del C3. Joder con el viento, toda la noche soplando y ahora no nos deja ni un segundo. Sopla con muchísima fuerza, hace muchísimo frío, mucho, vengo con las manos tiesas.

Voy rapelando con los guantes, no me da para más, me encuentro en uno de los fraccionamientos, estoy con las manoplas tratando de chapar mi mosquetón de seguridad al siguiente fraccionamiento, el gatillo se ha quedado enganchado en el pulgar de la manopla..... Algo me golpea, no sé, qué está pasando, no veo nada, tan solo me preocupa que el mosquetón de seguridad esté pasado por la cuerda. Voy cayendo cada vez más rápido, sé que voy en una avalancha, y sé que me voy a dar una buena hostia.

Si no he chapado el mosqueta sé que voy a morir, y si va chapado voy a detenerme después de caer este fraccionamiento, que son mínimo 100 metros. Creo que toco la pendiente en estos 100 metros en tres ocasiones según voy cayendo a gran velocidad. Finalmente me detengo en seco, me frena la caída un tornillo, y no puedo respirar, me agobio muchísimo, apenas siento un hilito de aire, me voy viendo y sintiendo mientras tanto cómo estoy, el miedo se apodera de mí, ya que va más de un minuto sin que entre aire en mis pulmones.

"Aún no sé cómo no me he roto nada"

"Finalmente, empiezo a respirar. La avalancha empieza a ser de piedras y caen cientos. Miro de reojillo para arriba y veo a Chhepal aguantando. Norbu ha tenido más suerte y no le ha caído nada, me siento mirando valle abajo, golpeándome cientos de piedras, esperando a la muerte. Estoy muy pillado y no puedo hacer más... después de casi diez minutos dejan de caer piedras, miro para arriba y pienso en cómo leches estoy vivo, una entre mil. Con toda mi poca energía empiezo a rapelar de nuevo con los guantes, lo más rápido que puedo. Me siguen Norbu y Chhepal.

Nos reencontramos en la base, y Chhepal está sangrando por la cabeza, tiene una brecha, mañana será evacuado a Katmandú. Hemos tenido suerte pero de la de verdad, qué miedo hemos pasado, cada vez que me veo cayendo a toda velocidad un escalofrío recorre mi cuerpo. Aún no sé cómo no me he roto nada tras frenarme en seco. Eso sí, me duele cada parte de mi cuerpo, esperemos que mañana sea mejor día.

Ayudamos a Chhepal, llegamos al C2 y arrancamos para el campo base. El viento sopla aún con mucha fuerza, vamos todos en llanta, pero con una sonrisa y pensando en la cascada. Ya hemos tenido hoy suficiente. Han sido días duros, muy intensos, con un compromiso altísimo. Nos metemos en la cascada, apenas me quedan fuerzas pero voy muy tranquilo, tan solo suplico a cada serac o en las zonas expuestas que no se caigan ahora. Ahora no, por favor. Hasta llegar al depósito donde me esperan Pablo y Aitor. Creo que he deseado este momento desde que salí del campo base el día10, pero ahora mismo, después de lo sufrido y padecido, he de decir que me siento un poco más vivo. El equipo está muy tocado, perdimos a Carlos, después a Lakpa y ahora nos quedamos sin Chhepal. Tan solo estamos cinco, me siento con muchísima fuerza de probar suerte de nuevo. Ya veremos qué pasa los siguientes días"

lunes, 12 de diciembre de 2016

BRAÑOSERA (GR-1) DE LOS OSOS, COLLADO MAMPORQUERO (1621) Y BARRUELO MINERO

Un día soleado, largo y espléndido, por lugar de osos y de la GR-1, la montaña media y la minería de la Montaña Palentina. Y a las 5 de la tarde, me siento con cuatro chicas a almorzar, invitado, el único bocado sólido del día. Gran menú, cocido castellano, por sólo 6,50 €. "Lo ponemos todos los sábados... y damos entre 30 y 100 comidas. Después, en el bingo, se llena el amplio salón, con gente que llega de toda la amplia comarca" (Hoy, casi 200). Me lo dice Ima, la cocinera vallisoletana, hoy bien acompañada de tres ayudantas, entre ellas excepcionalmente mi compañera Dulce. Es el Hogar de Jubilados de Barruelo, Santa Bárbara. No podía llamarse de otra manera... en el pueblo minero.

Otro día para no olvidar, en mi recuerdo y en mis memorias. Aquí va la crónica.


A veces, muchas, veces, no planifico de antemano la jornada. Dejo a la meteo y a las circunstancias que me inviten. Hoy de mañana he subido al Castillo de Aguilar. Es visita obligada en mis estancias aguilarenses. Después, mi compañera me dice que la han "invitado" a ayudar en las comidas del Hogar de Barruelo. "Hecho... yo a la montaña sólo, y tú a la cocina con tus amigas"

Desde el centro del casco urbano de Brañosera, hay 360º para iniciar rutas, todas con el denominador común de montaña y naturaleza.
De 12 a 19 h. aprovecho bien mi jornada montañera, cultural, social y viajera. Que Brañosera es el "Primer Ayuntamiento de España" lo dice su cartel de entrada y presumen de ello. Bueno... efectivamente fue el primer Fuero  ("carta puebla"  es más exacto), escrito del que hay constancia. Es del año 824.

Ermita de San Roque, en la Senda La Pedrosa
También es tierra de osos. Más claro no lo puede decir su castellano nombre.  Osos en la braña. La braña es el pastizal de la alta montaña. Según la Fundación Oso Pardo, en su censo del 2015 han contabilizado/censado 40 osas y 64 crías en la Cordillera Cantábrica. La zona de Brañosera es uno de sus hábitats preferidos, aunque no el de más población estable. Yo he vivido historias cercanas a ellos.

Uno de sus muchos recorridos, que hoy hago en regreso hasta Barruelo por la GR-1... y la noche me priva de continuarlo por la GR-1 en ascenso a Brañosera.

Al atraerme más la montaña y los caminos, en toda su amplia grandeza, no debo dejar de citar, que por aquí pasa la GR-1, de la que tanto hoy como en varias travesías anteriores, he recorrido algunos pequeños tramos. Pero el grande, el reto total, los más de 1.500 kms. de Ampurias a Finisterre, a ser posible de una tirada, lo tengo aún pendiente en mi mochila.

12.44 h. Esto es lo que me espera, hasta los 1621 m. de la cima del Mamporquero.
 "Qué alegría ver dos montañeras maduras en la montaña". "Somos de Brañosera de toda la vida y subimos todos los días". Tienen 75 y 73 a años y son hermanas... y no callan, como yo. "Así estáis de guapas y ágiles". Y casi se mean de risa y de gusto.  Y no veré a nadie más hasta "El Hogar" en Barruelo.

Los grandes pedruscos que salpican el suelo en mi caminata de ascenso salvaje, con figuras llamativas, algunos superan en volumen la amplia sala de mi caserío/venta (30 m2 en su base)....

Mis caminatas por esa zona han sido más habituales por cotas por encima de los 2000 metros. También las he contado, con fotos y detalles. La última, el pasado 4 de noviembre al Valdecebollas (2142). Hoy, dejo el coche en Brañosera y me tiro a la izquierda. Hay pista para todoterrenos, pero me canso de ella... y me tiro al monte.
En ésta gran roca suelta, con un metro de hueco medio entre el suelo limpio y casi plano y el techo de roca, pruebo la comodidad para dormir en él. Cabemos al menos seis y de manera holgada, mochilas incluidas. Muchas noches he pasado en lugares peores... y hace menos de tres meses en la provincia de Teruel.

La belleza del monte virgen, también acarrea los tramos malos, los retrocesos, las caídas, andar y arriesgar más. Los brezos, altos, intensos y extensos, se hacen inaccesibles en muchos tramos. Te hacen caminar  sobre ellos, tramos en el aire... y echar algo m que la rodilla en tierra. Caídas aparatosas, no graves, por el "colchón" que acumulan.  En todo caso, ha siso lo más desagradable y peligroso de hoy, amén de retraso.

Y en la misma gran roca gigante, este veterano e inmenso roble "ejerce" de centinela. Son maravillas escondidas, fuera del camino. Hay que sufrir un poco para localizarlas. El premio creo que lo merece.
Tras el Collado, a una media de 1580 m., se ven otros valles al oeste. Me ha sorprendido la poca ganadería en las brañas de la montaña. Una línea eléctrica gigante de alta tensión lo atraviesa de oeste a este, o al revés, que no sé en que embalse inicia su envío de energía.
Pruebo también alguno de los pocos chozos que aún se mantienen, ya abandonados y abiertos. Tengo que estudiar el terreno, para guarecerme ante las inclemencias de la lluvia, nieve o noche en mi futura deseada GR-1
15,11 h. Piso mi techo de hoy (1621). Al fondo, Curavacas, Espigüete y Prieta, los tres grandes de la Montaña Palentina, que al menos por duplicado ya tengo hollados. Más de 800 metros verticales por encima de mi cabeza, con unos sencillos prismáticos, hoy los disfruto de lejos.
Y por el otro lado, al este, Barruelo de Santullán, a 1040 m. ¡A correr... que ya es tarde!

En mis caminatas, casi siempre busco no regresar por el mismo camino. Circular, si debo regresar al punto de partida. Bajo a Barruelo de Santullán. El color del suelo, el camino, la tierra herida a cielo abierto hablan solos de una historia casi reciente del carbón. En la década de los 60 llegó el petróleo y en ciclo cambió. No, el carbón allí no se acabó. Murió su ciclo.

En los collados y en las cimas, muchas veces los montañeros nos encontramos con restos de edificios y/o excavaciones.  De castillos, pastoreo, guerras...
16,12 h. Más arriba del barrio de Elhechar queda en aparente buen estado la joya de las antiguas minas de Barruelo, Pozo Calero, del que tantas veces me han hablado... y por fin hoy visito de paso. ¡Fueron 100 años de historia y riqueza!
Cuando el núcleo central de Barruelo ya está en la sombra del principio del anochecer, atravieso el río Rubagón Son las 5 de la tarde. "Llegar y besar el santo"... cuando las trabajadoras se sientan a comer. Ya me habían reservado sitio  y menú con ellas. La comida y la compañía me parecen la guinda final perfecta de una jornada casi perfecta.

16,38 h.
El Rubagón nace en la Sierra de Híjar, entre los picos El Cueto y Valdecebollas, y atraviesa las localidades de Brañosera, Barruelo de Santullán, Porquera de Santullán, Cillamayor, Villavega de Aguilar y Nestar, antes de diluirse en el Camesa cerca de Quintanilla de las Torres.1
Es rico en truchas, y está catalogado como coto de pesca entre su nacimiento y la localidad de Barruelo de Santullán.2

17,41 h.Local Santa Bárbara, Hogar de Jubilados. El del Cocido Castellano y El Bingo de los sábados. Entrada libre, calientes... y por poco dinero.   

Café y un chupito de orujo  -aquí hoy lo exige el guión-, tres fotos al amplio local... y a continuar la caminata otros 4,5 kilómetros  a por el coche a Brañosera. Hay carril "rojo" para ciclistas y peatones. Subo andando de noche con dos paisanos y un gran perro pastor belga de 12 años, con entretenida charla.

18,52 h. en Brañosera. Mañana me despido de la Montaña Palentina por este año 2016. 

martes, 6 de diciembre de 2016

SANTUARIO-MONASTERIO VIRGEN DE LLANO EN AGUILAR (s.XII)



Después de 44 años viniendo a esta villa palentina, por fin encuentro y accedo andando desde Aguilar de Campóo hasta el santuario-monasterio, a unos 10 kms.

Boceto, del año 1909, del Antiguo Monasterio-Santuario 

En 1961 fue demolido y trasladado en parte a la actual Ermita de la Vigen de Llano, porque las aguas del Embalse de Aguilar lo iban a inundar y/o dejar en una isla.

1961 - Demolición para su traslado en parte a la Ermita actual, a unos 2,5 kms. en línea recta

Podría decir, sin mentir del todo, que he caminado varias horas "bajo las aguas" hasta encontrarlo... bueno, encontrar sus pocas ruinas. Claro que el Embalse está al 52% de su capacidad máxima posible y que la isla hoy es península. Antaño había unos 7 kms desde Aguilar.

6.12.16 - Con el embalse al 52%, así veo la "isla" (hoy península). En el centro,  el año 2011 han colocado una cruz de hierro de unos 10 al lado de donde estuvo el Monasterio-Santuario.

Mi trabajo de campo de hoy, unido al de investigación en laboratorio (escritos, fotos, preguntas a supuestos conocedores...) es suficientemente extenso para una obra más larga. Pero para ello, ya hay mejores "maestros". "Lo breve, si bueno..." Pretendo llevar  la cultura de manera fácil y gratuita a una mayoría más amplia y probablemente más joven. Son los "medios" de ahora... algo así como eso tan consumista y actual  del "usar y tirar". Pero si algo queda... me daría por muy satisfecho.

De más de cien fotos y muchas más paginas escritas, así como algunas respuestas interesantes a mis preguntas, esto  es lo que os invito a echar un vistazo... con el ruego de que no os "cortéis" en añadir en "comentarios" aquello que consideréis importante añadir.  Gracias por mirarlo.   


"Estaba situada en la cima de una pequeña loma, totalmente desprovista de árboles o cualquier elemento que le brindara un mínimo abrigo. Tenía a media ladera bajando hacia el río, y  a cierta distancia de la ermita, una fuente de escaso caudal, que lindaba con una pequeña finca de seis celemines de capacidad de sembradura, propiedad de la Cofradía y que junto con el huerto anejo a la ermita eran cultivados por el ermitaño. (Parece que este dato se refiere a la primera mitad dels s. XX)"

1950

"El edificio primitivo era de fábrica romana y, según los vestigios que aún quedaban en alguna de las ventanas, muros y contrafuertes, databa del s XII, como lo atestiguaba una inscripción que había sobre el dintel de una de las ventanas. Con el tiempo había sufrido una serie de transformaciones y, especialmente en la iglesias, cosa lógica si efectivamente fue un asentamiento templario"

1910

"El edificio era de notables proporciones, 88 metros de largo por 38 de ancho, y tanto por su tamaño y estilo arquitectónico como por su distribución y emplazamiento con amplio campo visual, nos hace pensar que inicialmente fue templario, quizás una bailía de la que dependían las encomiendas de Vallespinoso y Matalbaniega"

Década 1950

"Su eje principal coincidía, casi con exactitud, con la dirección Este-Oeste. Ternía dos partes claramente definidas, comunicadas entres sí y a su vez con entradas independientes desde el exterior a través de puertas orientadas a puntos cardinales opuestos""La mitad del edificio Este, como correspondía a los del Cister, y aquí volvemos a encontrar una relación con el Temple, estaba destinada a la iglesia. A esta parte del edificio se accedía por una puerta de dos hojas de arco de medio punto, abierta sobre la fachada Este, que daba acceso a un atrio empedrado que corría paralelo a la iglesia... "

1940 - Procesión de Pentecostés en Aguilar

El texto del trabajo del Secretario de la Cofradía en 2005, Francisco Javier Ruiz Rodríguez, se extiende en el libro Nuestra Señora de Llano: su Imagen, su Cofradía y su Romería, que este mediodía he podido adquirir en la nueva Ermita de la Virgen de Llano... y que estoy leyendo y estudiando con mucho interés. En 134 pçaginas cuenta mucho, parece que bien documentado desde su "cargo", que ejerció durante varios años.

Esto es lo más que he encontrado en el  lugar del antiguo Monasterio, tras más de una hora de busqueda e investigación. Seis posibles piedra,s con algo de forma geométrica... que pudieran ser de la alzada del edificio original del s. XII.
Cuenta sus habitadores, su modus vivendi, las numerosas reformas, el "negocio" de la miel... y hasta una merienda del 23-11-1928, habituales en la cta de la mil, que en el libro económico consta como de 22,60 pesetas de costo. De los lios entre Frontada, donde se ubicaba, y Aguilar... diócesis de Palencia o Burgos... municipios diferentes... intervenciones de los prelados, etc etc... ¡Vamos, que como ahora!

Las chicas de 1943

Capítulo aparte merece su relato del traslado en la primavera de 1961 al actual emplazamiento, a unos 2/3 kilómetros en línea recta... de entonces..Y creo que es más importante lo que no dice y se supone... que lo que cuenta. Porque trasladaron demasiadas piedras... y se "dejaron en el camino" demasiado arte. Como curiosidad y pequeño detalle, la pequeña campana de la Nueva Ermita sí es la de la original.

La Cruz de hierro, de unos 10 m. de altura, colocada en 2011, no parece estar exactamente donde estuvo el Monasterio, cuyos "cimientos" se hallan al Oeste de ella. La altitud máxima de al lado, en el pinar y cima de la "isla" es aproximada de 950/960 msnm, siendo 942 m. la máxima posible del Embalse... y 941,90 la cota máxima histórica alcanzada, en 1999

Década 1950.  Es probable que esta foto sea del  oeste, al lado/enfrente de la fachada principal del Santuario. Las aguas del embalse. cuota máxima 942 msnv, a la que nunca han llegado, hubieran alcanzado hasta los niños de blanco del fondo. ¡Nunca se debió demoler y trasladar/depredar esta maravilla del s.XII... un puente hubiera sido suficiente... y menos costoso dinerariamente en aquellos momentos de economía pobre... aunque engaño fácil!.

No considero prudente extenderme más, dado  el no necesario dogma de fe de este medio... ni que a mis seguidores les vaya la cultura en ello. "Inteligenti, pauca", es un latinajo que puede ir bien aquí.  Además, por añadido gratuito... en los pies de fotos documentaré algo más.

Y un epílogo final corto, conciso y profundo. En la España actual del s. XXI, constitucionalmente aconfesional, San Juan Bautista y la Virgen de Llano siguen siendo los copatrones de Aguilar. Por tanto días oficial y laboralmente festivos.  

Década 1950. Comida campera en la Romería. Se subía en carros tirados por vacas.

1959
En 1959, se subió en burro y en vehículo.


1961... A la Ermita Nueva... sólo se le puede llamar eso.

Tengo muchas más fotos y datos. La inauguración y consagración de 1961, las restauraciones y añadidos posteriores, las dos imágenes actuales... pero eso ya se sale de mi objetivo de hoy. Quizás en otro artículo "La Nueva Virgen de Llano"

lunes, 28 de noviembre de 2016

PEDRO CIFUENTES EN AMURRIO, SIERRA SALBADA Y VENTA POZOPORTILLO.


PIOLET DE ORO EN AYALA (EUSKEL HERRIA)

Desde 1992, el Piolet de Oro es el máximo galardón anual mundial del montañismo. Se ha concedido a unas 75 personas individuales y una media docena de grupos. Ningún vasco ni español. Esto sorprende con las figuras y números uno que aquí decimos que tenemos.


Charla de Pedro Cifuentes en Salón Catequesis de Amurrio, sobre la Primera travesía integral en solitario a las Torres de Paine (Argentina)l.




Pedro Cifuentes, bombero de Madrid y nacido y residente en Cuenca, es uno de los crak del momento en alpinismo y escalada a nivel mundial. Entre el grupo de montaña Mendiko Lagunak y Zigor Egia han conseguido traerle de nuevo a Euskal Herria. El viernes dio una charla en Amurrio ante casi un centenar de amigos de la montaña, sobre la "Primera Travesía Integral a las Torres del Paine" (en solitario) en 2013, lo que lo supuso estar nominado en 2014 al preciado galardón Piolet de Oro. En la cena posterior informal en la sede del Mendiko y en el poteo por el pueblo, se ganó a varios/as con ansias de aventura, naturaleza y montaña. 


22 h. Pedro preside la cena-coloquio en el  local y sede del Mendiko Lagunal en Amurrio. Grupo de Montaña fundado en 1963, que en su Semana Anual de Montaña, ha traído a muchos de los mejores alpinistas del mundo.


Ayer entrenó en Sierra Salbada con Zigor, con una sencilla escalada al Ungino (1099) y posterior alubiada en privado en la Venta Pozoportillo. Dulce Suances fue la ventera anfitriona... y las alubias, de cosecha propia de allí mismo y cogidas de la tierra pocos días antes, le salieron "niqueladas", como siempre. 



Desde el 4 de noviembre pasado, no he vuelto a subir entradas a este blog. Porque la actividad dura montañera, por prudencia médica, la tengo parada. Sin embargo, no han cesado mis entrenamientos en Pozoportillo, -y aquello es montaña pura y dura-, en las labores de la huerta, la leña y limpieza y obras del campo. 

Mi hijo ha sido el facilitador de este fin de semana diferente y el encuentro con su amigo Pedro. Me avisó el jueves. Modifiqué mi agenda para estar en la conferencia del viernes.  No me quedé a la sesión de bares por el pueblo, porque mi compañera me esperaba en Pozoportillo.

"No es aconsejable ir sólo a la montaña. Pero en estas aventuras de alto riesgo, la convivencia es muy difícil.  He soportado muchos días los -25º. En situaciones extremas, se reacciona muy diferente. Las tres cosas más importantes, cuando se va en equipo, son volver todos vivos, volver siendo amigos y tomar una cerveza juntos meses después"

"La comida la llevo liofilizada, en polvos. El agua me la fabrico con nieve, para no portar peso, que ya llevo 60 kilos en la mochila. Ingiero al día entre 500/1000 calorias y el cuerpo puede llegar a gastar 12000. Yo he llegado a perder 8 kilos en un día"

Pedro Cifuentes escalando en Ungino-Sierra Salbada (Foto Zigor Egia , 26.11.16)

De su enorme cantidad de datos y anécdotas en la charla y después, sólo aporto éstos. Hay miles, están en los libros y en internet, muchas increíbles, pero casi todas probablemente ciertas.  Son situaciones en principio no aptas para el ser humanos. Pero la preparación y la mente pueden hacer "milagros". Mi lema, tanto en mi práctica como en la comunicación es "querer es poder"... y me esta dando muy buenos resultados.
  
Aunque la cena informal se alargara en el poteo por Amurrio, con la suerte de los jóvenes nuevos valores del alpinismo de disfrutar de sus aventuras y extraordinaria empatía, el sábado, tras el desayuno en Ozekabarri-Aresketa, en compañía del anfitrión Zigor y el amigo Arkaitz, los dos primeros saler pronto hasta Madaria (Ayala), y a pie a entrenar a la roca y montaña.

Sierra Salbada se formó hace varios millones de años por un desprendimiento de parte del norte de la Peníinsula Ibérica hacia el mar Cantábrico. La roca, el gran corte -"el casco"  llamamos los indígenas de aquí-  aún no se ha compactado en todo su largo tramo, por lo que no es aptaorecomendable para la escalada.  Pero en el Ungino,(1099) ya hubo unas escalerillas casi naturales, que los ganaderos las  ascendían y descendían  "a pelo".


Ahora está equipado con una "via ferrata", por la que suben. Después andan unos kilómetros por la sierra hasta el Portillo del Aro.

A las 13,20 h. nos encontramos en Pasadamala, debajo del Pico del Aro (1133). En octubre de 1936, tres meses después del inicio de la Guerra Civil, el mayor desprendimiento de piedras del "casco" que se recuerda, llegó hasta Añes. El estruendo aterrorizó a media Ayala. El camino de arrieros quedó cortado para el paso de "vehículos" hasta la década de los sesenta. Mis padres vivían en Menoyo. Creyeron que era un atentado de guerra.
Este ventero madruga como siempre y dedica tres horas a las labores de limpieza en las praderas. Y a media mañana sube al encuentro sorpresivo de los escaladores, con la vara y la cámara de fotos. Ninguno de los tres encendemos el móvil en la mañana. ¡Menuda liberación!

Al lado de la Fuente de los Nudos, donde perdura la costumbre pagana de hace más de dos mil años de beber un trago corto de agua y hacer un nudo, este tejo camina hacia el milenio. Hay varios, y alguno con categoría de importante, en esta Sierra Salbada.

Las casi dos horas de descenso a La Venta son como una mesa redonda donde tres maestros nos aportamos recíprocamente una pequeña parte de nuestros conocimientos/vivencias. Es el camino de arrieros que unía la costa con la meseta, probablemente milenario, donde está el dólmen de Oletar. Por eso se hizo en 1866 la Venta Pozoportillo (466 msnv), donde probablemente estuvo en el 864 el monasterio de Santa María de Ozuza."El dia que los arqueólogos descubran todo lo que hay debajo de Pozoportillo, vamos a levitar de placer" (Félix Muguruza, geólogo)

15 h. Hay fotos que no me importa repetir. La Venta Pozoportillo con el Kontxamendi (506) detrás, es uno de los marcos preferidos con el que me gustaría que la historia me recuerde.


Y el premio de esta jornada, como a los vascos nos gusta, está en la mesa de la cocina de fuego bajo de La Venta. Las alubias rojas, cosecha propia de casa y casi recién cogidas, cocinadas por Dulce, están "de muerte"... y hoy con la compañía... pues aún mejores. ¡Pedro, la próxima... las combinaremos con las trufas de Cuenca que nos traerás tú! 

viernes, 4 de noviembre de 2016

AL VALDECEBOLLAS (2142) POR ENESIMA VEZ



Una semana en la Montaña Palentina, aunque de cierto obligado reposo, no permite a mi cuerpo desoir la llamada de la montaña. El "paseo" ha sido esta mañana, que ya el veranillo del otoño anuncia su pase meteorológico al invierno de las nieves por aquí... que falta hacen. Mis ascensos a esta cima casi son tantos como mis escapadas a estas tierras. Hoy con la mochila del catarro que he pillado hace dos dias, con los -5º que me levanté en Aguilar, aunque luego la inversión térmica me marcó 10º a 1650 m. en Golobar. Como novedad, hoy me he ajustado la txapela y las gafas para cerca y lejos, esas que aunque no las necesito aún, dice mi oculista que debo llevar seguido. ¡Ay los médicos, oculistas... garajes que siempre te encuentran "averías"!

En un otoño seco, sin apenas setas, me sale al encuentro este champiñón de montaña cerca de la cota de los 2000 m.
Hoy la montaña casi ha sido para mi solito, como representante único de los humanos, porque las manadas de ganado vacuno y caballar, los buitres y un hermoso zorro de espectacular cola, no se han molestado conmigo. ¡Milla esker, compañeros en la naturaleza y montaña!

(PER BAT en facebook 3.11.16)

Yo nací en la montaña, muy cerca de la GR 1,  ese gran camino que une todo el norte de la península Ibérica desde Ampurias (hoy provincia de Gerona) hasta Finisterra (hoy provincia de Coruña). Y que pasa por Brañosera (hoy provincia de Palencia).  Y ayer no es hoy, aunque siempre le quedará algo.

La montaña y el camino. Ampuries, Brañosera y Fisterra. Esos conceptos y lugares siguen teniendo un atractivo especial para mí. Tanto que aún mantengo en mi agenda de objetivos el recorrerme a pie los 1500 kilómetros de ese "camino" de una tacada y en un mes. No es fácil, pero... querer es poder.


Carretera local de Brañosera a Salcedillo. Rebaños de vacas y caballos dan vida a la montaña por encima de los 1000 y muchos metros.Pastan bajando... viene la nieve... ellos ya la huelen.

Hoy no  madrugo para correr a la montaña, aunque sí para otras cosas. El catarro me tiene invadido. Los "medios" y el "cielo" anuncian cambio brusco de tiempo aquí para mañana. Y yo aún sin subir al Valdecebollas de paseo, ya desde hace meses que no he pisado la Montaña Palentina. Tengo el convencimiento de que los pocos catarros de mi vida, los he quitado  con ejercicio físico y en la naturaleza, frío, lluvia y nieves incluídos. La industria farmacéutica no ha alcanzado el "quinto poder"  envenenándome a mí. Mi compañera de ya más de 45 años, me conoce, me anima... "vete".

Por este bello paisaje me cruzo con Pablo Villavieja, el montañero y algo más, que está reconociendo un tramo de la GR1 para traer una excursion en autobús para combinar Valdecebollas y Cueva del Cobre (nacimiento del Río Pisuerga). Es el responsable del Albergue de Gguardo.

En Vallejo de Orbó, me paro a saludar y llevar al monte si puede, a un amigo y familiar ""pegado". Chuchi Suances (76) es aún un montañero envidiable y un atleta. No tendrá que esforzarse para seguirme, pero tiene otras prioridades esta mañana. En su casa me entretengo rato tomanmdo importantes notas  (que guarda su esposa como oro en paño) de su familia y apellido, que es por sangre también el segundo de mis hijos. 


500 metros a mi espalda estuvo la Estación de Esqui sin nieve. Dos kilómetros delante el Albergue de Montaña que nunca se inauguró. Queda la carretera, para domingueros y que los montañeros ya no subamos a  varios dosmiles a pie por la senda de  los ganaderos desde el pueblo de Brañosera.
Una vez desviado en Vallejo, tomo otra ruta para el acercamiento en coche, Valverzoso. Nadie a quien preguntar, duda... vuelvo a la de siempre. Barruelo, Brasosera y Salcedillo. Tomar altura para  este dosmil palentino es para domingueros, por culpa de  una barbaridad  paisajística  -y monumental error de todos sus cáculos- hace más de cuatro décadas. La Estación de Esqui no funcinó porque allí no se mantenía la poca nieve que caía y cuajaba. Y el Refugio Golobar (casi a 1650 metros), un esperpéntico edificio con aires de Parador Nacional, nunca se llegó a inaugurar, aunque casi se terminó y lo usaron los animales de monte. Carrtera, luz, agua... muchos millones de entonces, del pueblo, no sólo manipulados con engaño, sino y además gastados para envenenar la naturaleza y la  montaña. ¡Pobre Montaña Palentina!

De Golobar al Collado de Peña Sestil (2000 m) es ahora la mayor dificultad/desnivel (350 m.de incremento de cota))

Como ampliación a lo escrito arriba en negrilla, añadir que la gran depresión cantábrica, producida por un gran movimiento símico de hace unos 20 millones de años, cero más cero menos, tene a la vista el inicio de su frontera natural con la meseta castellana en las estribaciones del Gorbea (Unzá, encima de Orduña) y su "linea" de corte va por las sierras de Salbada/Garobel, La Magdalena... hasta lo Picos de Europa. Todo ello es mi   territorio. No me ofende lo de "la  cabra tira al  monte".  Y en "mi monte" disfruto siempre. Gorbea, Sierra Salbada, Valdecebollas, volveré!

Y termino con el texto "rollo", sólo 24 horas después de bajar. En Aguilar de Campóo llueve frío. La cruz del Torreón (como le llaman los paisanos  de por aquí al Valdecebollas) igual ya está cubierta de nieve. Y a mí, esta vez, no se me ha quitado el catarro. ¡La montaña tampoco hace milagros siempre!

Voy a decorar este "artículo" con alguna fotos más, de las muchas que como siempre he disparado para mi archivo.
Por encima del circo de Valdecebollas, 2000 m. , esta roca mantiene las huellas del océano que fue.
El último "repecho", te deja ya en la "campa" del Valdecebollas, a sólo 300 metrros de los varios túmulos y gran montón de piedras hormigonadas, con el cilíndrico mojón geodésico de cemento y una casi nueva cruz de acero inoxidable de un metro. En la Castilla profunda del cristianismo/catolicismo, no olvidaron colocar la gran piedra/altar, que aún creo se celebra la misa el 15 de agosto... dicen los lugareños de la zona que... "como siempre".
Circo de Valdecebollas. Abajo, Cueva del Cobre. Fondo  derecha arriba, el Cuchillón (2222) techo de la zona de Campoo y Reinosa.


A las 14,09 h. tengo que hacer equilibrio y sujetarme con una mano para autosacarme la foto, tras trepar los tres metros que me separan del suelo. Las nubes ya anuncian el temporal de nieve que viene del NO. como es lo habitual en esa zona. En poco  más de 24 h. habrá más de un metro de nieve. El frío viento ya corta la cara e intenta llevarse la txapela, que en un descuido  del montañero vasco, lo consigue... pero se "tirará" a por ella para recuperarla a los pocos segundos.

Las vacas pastan bajando... la nieve se acerca.